sábado, 26 de septiembre de 2009

¡Vaya apetito tiene el zorrito!


Un zorrito despierta con hambre inmensa y sale a recolectar huevos. Cuando junta diez regresa para prepararse una inmensa tortilla, toda para él solita. Pero
al llegar a su casa le espera una sorpresa que le hará comprender que hay placeres más grandes que comerse él solito una deliciosa tortilla de huevos.

Una deliciosa manera de acercarse a las matemáticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada